Rectángulo azul para decorar la web de Fundación Mediterráneo

Actualidad

Exposición «Diálogos»

Alicante
Imagen para la exposición diálogos La Llum Alicante

Más allá de la interdisciplinariedad artística, con esta nueva instalación museográfica se pretende ofrecer una mirada transformadora al legado de cuatro modernos intelectuales alicantinos.

La exposición temporal Diálogos. Proceso creativo, conocimiento y belleza presenta una exquisita selección de piezas procedentes de los legados de Gabriel Miró, Óscar Esplá, Emilio Varela y Eusebio Sempere.

La exposición se puede visitar en nuestra sede de Alicante. Las visitas son exclusivamente guiadas y hay que reservar previamente el horario de visita a través del correo electrónico visitas@fundacionmediterraneo.es

Más allá de la interdisciplinariedad artística, con esta nueva instalación museográfica se pretende ofrecer una mirada transformadora al legado de cuatro modernos intelectuales alicantinos.

En esta exposición, se puede visitar el despacho personal de Gabriel Miró, tal cual estaba en su domicilio madrileño compuesto por mesa, silla y otros objetos, y su biblioteca compuesta por 717 ejemplares, con primeras ediciones y libros dedicados por grandes firmas como Azorín, Miguel de Unamuno, Pedro Salinas o Juan Ramón Jiménez, entre otros; el piano de Óscar Esplá, la paleta de Emilio Varela y los desnudos realizados por Sempere en su época de estudiante en Valencia

Los legados fueron creados con la finalidad de conservar, difundir y dejar testimonio permanente de la vida y obra de ilustres personalidades que destacaron en diferentes ámbitos del saber. Nuestra Fundación ha propiciado la investigación y difusión de este valioso fondo documental a través de exposiciones, publicaciones y otras acciones culturales.

Diálogos presenta un avance de documentación profesional y personal de gran relevancia, un pequeño escaparate de este valioso universo de conocimiento y belleza que son los legados, y el punto de partida de la gran labor que se pretende desarrollar desde el centro de documentación La Llum, custodio de una parte imprescindible del patrimonio cultural alicantino.